Sobre mi

En el 2010 empezamos a buscar a nuestro bebé . Nos hemos enfrentado a muchos tratamientos  de fertilidad (exámenes médicos, relaciones programadas, omifin con hiperestimulación, puregon, cinco inseminaciones, cuatro fiv, histeroscopias ) y muchos de estos tratamientos nos han hecho retroceder, quedarnos sin a fuerzas, viendo en algunos momentos como nuestra meta estaba cada vez más lejos, como nuestra isla (Australia) se alejaba.

Aun asi hemos seguido remando y remando y cuanto más nos esforzábamos  los contratiempos, las olas parecían golpearte mas fuerte , vinieron los abortos bioquimicos ( cuatro en siete meses) y un aborto de 10 semanas …que nos han hecho que nos midamos con nosotros mismos, descubrir nuestra fortaleza, porque no había otro camino a seguir que ser fuerte.

Nos hemos embarcado en un auténtico peregrinaje de médicos para que nos digan por qué no os quedáis con nosotros, por qué tardáis tanto en venir y cuando llegáis os vais de repente, sin avisar, en silencio, casi sin darnos cuenta. Nos insistían una y otra vez que eramos un caso atípico, empezamos muy jóvenes, sanos, sin problemas aparentes… nos clasificaron durante años como “infertilidad por causa desconocida

 

Pero no todo es malo, lo mejor de este nuestro primer viaje  fue que nuestra barca , no navegaba sola, en nuestro trayecto hemos conocido a mucha gente que como nosotros les ha tocado vivir esto, y están con su barquita a nuestro lado, unos han llegado, otros van llegando y otros están un poquito mas atrás pero lo más importante es que todos y cada uno de nosotros, nos  hemos apoyado, dado ánimos y nos repetimos una y otra vez que aunque nos sintamos cansados, sin fuerzas y abatidos… sequemos nuestras lágrimas, cojamos nuestra barca, metamos nuestra maleta cargada de ilusiones y con algún que otro pañuelo, y rememos, sin olvidar nunca de disfrutar de cada amanecer, cada atardecer … merecerá tanto la pena, porque llegaremos a esa isla que sois vosotros, pequeñines.

Y finalmente...Llegamos a Australia.

Después de pasar por mas de 10 médicos diferentes, encontramos una doctora que  puso nombre a nuestro problema. Todo era por culpa del útero. Tenia endometritis, utero en forma de T y pequeño, con un pequeño tabique en la parte de arriba, principio de endometriosis y adenomiosis.

Con una histeroscopia quirúrgica me arreglaron el útero y por fin, después de tanta lucha en diciembre del 2015 tendremos a nuestra luchadora, nuestra recompensa.

Pero no acaba aqui la lucha, en este blog hablaré de como afronta la maternidad una mamá infertil, y como lucharemos por aumentar nuestra familia.

“AUSTRALIA, la meta de toda infertil”

Has oído que es un lugar maravilloso, has leído muchas guías y te sientes preparado para ir.

Todo el mundo que conoces ha viajado allí en avión y comenta que puede ser un vuelo turbulento con ocasionales aterrizajes forzosos, pero tú sabes que vas a ser mimado en ese viaje, por lo tanto vas al aeropuerto y pides en el mostrador un billete para Australia.

Parece que no hay sitio para ti.

Tendrás que esperar al siguiente vuelo.

Impaciente pero a sabiendas de que será un vuelo maravilloso.Tú esperas, esperas y esperas…

Continuamente llegan y salen aviones.

La gente te dice cosas como:

¡Relájate, te embarcarás pronto! o verás como otros que ya estaban embarcados deciden a última hora cancelar su vuelo, ante lo cual llorarás y gritarás: ¡no es justo!

Después de mucho tiempo de espera la agencia te dice: Lo siento, pero nos va a ser imposible conseguirle un vuelo a Australia, quizá debiera pensar en ir en barco.

¡En barco! te dices, pero ir así me llevará mucho tiempo y será muy caro y he puesto todo mi corazón en ir allí en avión.

Triste te vas a casa y piensas que a lo mejor es una buena idea no hacer el viaje.

Te preguntas si Australia va a ser tan bonita si vas allí en barco, pero has soñado tanto con ese viaje que al final decides ir hasta allí por mar.

Es un viaje largo y difícil y nadie te mima.

Te llegas a preguntar si alguna vez verás la costa y mientras tanto tus amigos han realizado allí varios vuelos hablando maravillas del lugar.

Entonces, un glorioso día, el barco atraca en Australia.

Es más exquisita de lo que te habías imaginado y su belleza se magnifica después de un viaje tan largo. Has hecho buenos amigos en la travesía y te has encontrado a ti misma comparando tu historia con la de otros pasajeros.

La gente continuará volando a Australia tan a menudo como quiera, pero tú sólo podrás navegar hasta allí una vez, quizás dos y tendrás que seguir oyendo cosas como:

¡Qué afortunada! ¡Tú no tuviste que volar! Mi vuelo fue horrible, mejor ir en barco!

mientras tú te preguntas cómo hubiera sido tu vuelo a Australia.

Pero ya sabes que has sido bendecida con una nueva visión del lugar y que la belleza de Australia no reside en el modo en el que vas hasta allí, sino el lugar mismo.

4 comentarios sobre “Sobre mi

  1. Felicidades Mery!
    Qué felicidad siento al leerte. Se me llenan los ojos de lágrimas y es que aunque mi camino ha sido más corto me siento tan identificada contigo.
    Mi niña tenía que llegar a mediados de enero pero la semana pasada empecé a manchar. Ya te conté en algún mail o mensaje que tenía la placenta muy baja y corría riesgo de que eso ocurriera. Pues al final, con 33 semanas, pasó. Me ingresaron durante 5 días. Además el cuello del útero me mide sólo 2cm. Me dijeron algo de útero irritable que me recordó a ti. Me pregunto si esto no estará relacionado con nuestro corregido útero en T.
    La niña lleva colocada desde el séptimo mes y al parecer está súper encajada así que la cabeza hace mucha presión sobre la placenta. El viernes, tras haberme inyectado corticoides para madurar los pulmones, me dieron el alta. La ginecóloga me mandó reposo absoluto así que eso es lo que estoy haciendo. El próximo viernes fijará una fecha para la cesárea pues no puedo dar a luz de forma natural porque es muy peligroso que se produzca una hemorragia a raiz de lo de la placenta y no quiere esperar mucho más porque la niña ya está madura y cuanto más esperemos habrá más peligro de que vuelva a manchar. Así que al final mi niña nacerá con poco más de 35 semanas.
    Te deseo todo lo mejor. Que tengas un parto genial y que disfrutes como nunca de tus primeras navidades con tu bebé 🙂
    Besos!
    Yolanda (Sevilla)

    Me gusta

    1. Hola Yolanda! En nada tu también tienes a tu niña! Diciembre entonces será también tu mes. Me alegro muchísimo aunque el final de embarazo este siendo complicadillo y te tengan que hacer cesárea, será el mejor día de nuestras vidas y dentro de poco lo compartiremos.

      Entonces tu también tienes el útero irritable?

      Un besito!y cuéntame cuando nazca!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s