Superando una crisis

Hoy mi princesa ha dormido bastante bien, y eso repercute en mi estado de ánimo; mas positiva, menos agobiada, disfrutando.

 

Asi que cuando se ha despertado y después de dedicarme unas sonrisas que me llenan de orgullo de madre… de felicidad, me han terminado de recargar aun mas las pilas, asi que me la he puesto en su postura preferida y he puesto de fondo la música  que escuchaba mientras estuve años atrás buscándola, con los tratamientos de fertilidad… para luego vivir el embarazo.

 

Me ha invadido una gran emoción, satisfacción, incredulidad… hoy el escenario era bien distinto.

 

Con cada una de las canciones que cantaba a mi pequeñina, me trasladaban a un momento y en algunas no he podido evitar llorar…

 

– En esa estación de metro camino a mi clínica , sabiendo que no estaba embarazada pero que me tenía que levantar a las 6 de la mañana para ir a hacerme la puñetera beta a la clínica que estaba a una hora de mi casa y  que confirmaría ese negativo y de repente, en la estación sonó esta canción….y lloré en medio de la poca gente que había a esas horas: 

“Chiquitita dime porque
tu dolor hoy te encadena
que en tus ojos hay una sombra de gran pena

no quisiera verte así
aunque quieras disimularlo
si es que tan triste estas
para que quieres callarlo
chiquitita dímelo tú
en mi hombro aquí llorando
Cuenta conmigo ya
para asi seguir hablando

tan segura te conocí y
Ahora tu a la quebrada
Déjamela llevar yo la quiero ver curada
chiquitita sabes muy bien
que las penas vienen y van y desaparecen
otra ves vas a bailar y serás feliz
como flores que florecen

Chiquitita no hay que llorar
las estrellas brillan por ti haya en lo alto
quiero verte sonreír para compartir
tu alegría chiquitita
otra vez quiero compartir tu alegría chiquitita
Chiquitita dime porque
tu dolor hoy te encadena
en tus ojos hay una sombra de gran pena
no quisiera verte así
aunque quieras disimularlo
si es que tan triste estas
para quieres callarlo
chiquitita sabes muy bien
que las penas vienen y van y desaparecen
otra ves vas a bailar y serás feliz
como flores que florecen
chiquita no hay que llorar
las estrellas brillan por ti haya en lo alto
quiero verte sonreír para compartir tu alegría chiquitita
otra vez quiero compartir tu alegría chiquitita
otra vez quiero compartir tu alegría chiquitita”

Mis penas se fueron, y florecieron…

 

 

 

 

Hoy es real.

 

Y ahora mientras suelta pequeñas carcajadas en sueños (aun no sabe hacerlo despierta, por ahora solo sonrie) , me paro y me siento tremendamente afortunada.

 

Estos días atrás volvieron a ser durillos, cuando pensaba que tenía pillado el truco a mi pequeñina… nos hemos topado con una crisis de lactancia. No sabía ni que esto existía y casi me desespero. Su teta que tanto la calmaba ahora la cabreaba, se daba cabezazos, me arañaba,se enganchaba succionaba durante unos segundos, y la soltaba llorando, se arqueaba, me pedía cada hora, luego cada cuarenta minutos…y asi hemos pasado dos noches seguidas. La segunda noche yo lloraba con ella, porque no sabía que hacer, quería mandar a la mierda la lactancia, esa que tan maravillosa me estaba pareciendo, pero mi bebé no acepta biberones, ni chupetes, solo quiere pecho , ese que tanto la cabreaba. ¡Otra vez me sentí desborrada y te vienen muchos sentimientos bastante malos…me sentía mala madre por no saber sobre ponerme, por ahogarme en un vaso de agua, por necesitar ayuda! por no ser capaz de encargarme de mi niña…tan deseada, cuestionándome si es que a lo mejor no me merecía ser madre, que por eso era infértil… Si, esto también viene a la cabeza en esos momentos que no duermes prácticamente nada durante días, que no sabes calmarla, que de repente la postura que te permitía descansar por la noche dándola el pecho, (tumbada) no le gustaba y por tanto veías que ya se acabó el poquito descanso que tenías.

 

Todo esto pasa también cuando tienes un bebé, pero al día siguiente, mejora la situación y otra vez le ves un sentido a todo. Y eso es lo que me pasa a mi desde ayer.

 

Seguimos con la crisis de lactancia, pero por la noche está bastante tranquila… se enfada en alguna toma y no se relaja como hacía antes en el pecho, pero espero que pase y podamos seguir disfrutando.

 

Mientras tanto, vivo el día a día, ahora está bien, tranquila y yo con ella 🙂

Anuncios

18 comentarios sobre “Superando una crisis

  1. Las crisis duran 3 o 4 días máximo, ya verás como pasa y vuelve todo a la normalidad. Y sí, creo que es más que normal todo lo que nos pasa por la cabeza esas primeras semanas de estrés, cansancio y novedad. Puff, no me quiero ni imaginar cuando todo eso me pase pero tenga a la vez que seguir criando a un niño de 2 años y medio!!! Miedoooo! 😉 Un abrazo, linda, disfruta mucho, que se pasa muy pronto y luego lo echarás de menos, ya verás!

    Le gusta a 1 persona

  2. Prueba con algun biberon que tenga la forma mas parecida al pecho Meri. Yo tengo unos de la marca Tommee Tippee y la tetina parece mucho al.pecho ademas de ser super flexible. Los que yo tengo ademas llevan un palico dentro que es un sistema anticolicos. Asi podrias complementar las tomas de pecho hasta que tengas mas leche y Laura no se cabreara tanto. Mi peque pide cada dia mas y mas y cada menos tiempo. Nacio un par de semanas mas tarde que Laura pero tambien dicen que los chicos tienen mas demanda que las chicas. No creo q te interfiera con la lactancia ya que tu ya la has instaurado pero os podra dar un poco de tregua a las dos

    Me gusta

    1. Perdona que me “entrometa” donde no me llaman, pero si complementa con biberón, es tiempo de teta que le quita y, por tanto, eso hace que disminuya la producción. No importa si la lactancia está instaurada o no (que en tan poco tiempo, es complicadillo). Todo el tiempo que sustituyes teta por biberón o chupete, estás eliminando la estimulación y producción de leche. La única forma de tener más leche, es tener al bebé al pecho. No hay mayor secreto.

      Si hay que dar suplemento se da, eso es lógico. Yo tuve que darlo pero, sieeeeempre, sieeeeempre, por recomendación del pediatra hay que dar primero pecho y, cuando se harte y lo suelte, le ofrecía biberón de suplemento hasta que dejó de quererlo (porque ya se saciaba con la teta). Y ahora sé, que en caso de tener que dar suplemento en biberón, la primera opción es hacerlo con leche materna (bien de un banco de leche, bien porque se la saque la mamá con anterioridad), y si no se tiene, pues ya de fórmula.

      Otra cosa es si quieres hacerlo con fórmula y te parece estupendo. Nada que objetar. Sólo quería aclarar que la producción si puede verse afectada al introducir biberón.

      (Upssss… siento el ladrillo que he soltado, pero quería aclararlo).

      Saludos!

      Me gusta

      1. Ay! Cuando me desespero me gustaría meterle un bebé que formula, pero mira, el destino no quiere que lo haga jajaa, aunque quisiera no podría. El caso es que me he sacado leche de alguna toma que casi no ha mamado y no hay forma de aprovecharla .

        Me gusta

      2. Supongo tienes razón. Yo no estoy muy puesta en el tema del pecho Liela. Mi peque ha sido un gran demandante de alimentación desde que nacio y yo muy pobre en producion, con lo cual me he vuelto mas experta en el tema biberón que en el tema pecho. Supongo que lo que llamais crisis de leche significa que el pequeño no consigue saciarse y por eso se cabrea y rechaza el pecho. Estoy pez en esos términos. Igual significa otra cosa

        Me gusta

      3. Mai, gracias por tu punto de vista 😉
        Siempre es bueno saber de todo.

        La crisis se produce porque el bebé necesita más leche y por tanto tiene que conseguir más cuando toma. Esto significa que está toooodo el rato cogiendo y soltando la teta. Puede pasar un minuto y ya no quiere más y en dos minutos quiere otra vez, o puede estar una hora enganchado sin parar. Es bastante desesperante, pero en cuestion de unos 3-4 días, la producción se regula (de ahí que pidan tanto, tan seguido).
        Se produce en rachas en las que crecen más y por eso necesitan regular la cantidad de alimento (más leche, más grasa). La leche materna va cambiando según demande el bebé. Es un sistema perfecto, pero tiene estas cosas que llaman “crisis”. Algunas mamás lo desconocen y es bastante desconcertante. Pero acabará pasando.

        Me gusta

    2. Mai, lo he intentado con los del Dr brown, y otros dos más, y ahora me van a traer el calma de medela, tengo leche sacada mía y quiero que aprenda también a tomar bibe por si tengo que salir algún día y no puedo llevarme a la niña, que no se muera de hambre! Los chupetes he probado con todos y no hay manera, le dan arcadas….

      Me gusta

      1. Lo siento Meri. No se si la marca que te digo estará en Bruselas. Aquí es muy popular. Dicen que a algunos niños les produce rechazo el bibe si son de pecho de una manera similar a si les das bibe luego no quieren ni ver el pecho. Al mio le dan arcadas si la leche no esta a la temperatura que le gusta y me lo escupe. Mira ponerlo a una temperatura parecida a la corporal. Igual asi cuela. No te desanimes que la niña aun es muy peque y ya se ira haciendo y como te dicen las compis seguro que se le pasa pronto y vuelve a coger el pecho

        Me gusta

  3. Hay que tomarse las crisis con filosofía. Pasará y llegará otra y otra… Pero todas, toditas, todas, acaban pasando. Lo mejor es asimilarlo así de bien y a por ella!
    Lo mejor es, ante la duda, teta, que sirve lo mismo para un roto que para un descosido. Y también mucha paciencia. No es fácil, pero no es imposible.
    Lo estás haciendo fenomenal 🙂

    Un beso!

    Me gusta

  4. Ains la teta… El mío rechazó chupe y medio aceptaba tomme tuppe o algo similar, por su tetina que le hace tener los labios abiertos como con el pecho. Tengo mas de 15 bibes porque no quería ninguno!!!
    También el calma medela con leche materna medio lo toleraba, tampoco pude dejar la lactancia porque si le daba un par de tomas de artificial le sentaban fatal,asi que mixta hasta que nos pudimos quedar solo con la teta.
    Decirte que yo me sentí así como describes y maldecía a mi teta por no dar lo que mi hijo necesitaba, hasta que ne hablaron de estas crisis.
    Esa canción yo se la cantaba a mi niño para dormirlo, es preciosa.
    Sigue disfrutando.
    Mai,Crisis de lactancia es cuando el bebé va a dar un estirón y demanda más cantidad, por lo que pide teta cada instante, a mas succiona mas aumenta la producción y consigue su objetivo, saciarse, así hasta la siguiente crisis.

    Me gusta

  5. No te preocupes Meri, todo pasará, no te sientas que no eres buena madre, recuerda que nadie nos enseña a serlo. Por otro lado yo te recomiendo que seas fuerte y no sucumbas ante la tentación de darle biberón, lo mejor es la leche materna, a veces es desesperante ver que nada de lo que haces funciona, pero si tu te desesperas lo único que le transmites a tu nena es angustia, así que respira 10 segundos y continúa, verás que todo mejorará. Un beso.

    Me gusta

  6. Meri lo siento tanto que hayas tenido que pasar por algo así como la.infertilidad, nadie nadie debería pasar por eso, no sabes el gusto que me.da que por fin lo hayas conseguido, la infertilidad es algo.duro que no debería existir, pienso que ustedes las que han batallado son las mejores madres que pueden existir, muchos no valoran la.maternidad tanto como lo hacen ustedes, mis respetos para ti por valiente y luchadora, que no dejaste tu sueño hasta conseguirlo.
    Me dio tristeza lo de la canción, pero que gozo escucharla.ahora con tu hija.en brazos, yo antes de embarazarme cuando deseaba un hijo también tenia una canción con la que me acordaba de ese deseo tan grande, y durante el.embarazo y ahora se las he puesto en ocaciones, te mando un.fuerte abrazo , y no te sientas mala madre, a.nosotras las primerizas nos pasa que nos sentimos.asi alguna vez

    Me gusta

  7. Ay Meri …suspiro…no sé como tienes el valor de oir esas canciones!!! yo hay alguna que me siento incapaz de hacerlo.
    Por cierto esa canción en concreto es la que le cantaba y canto a veces a UNMF por la noche mientras va cerrando sus ojitos.

    Me gusta

  8. Ay, cómo me suenan esos sentimientos. De verdad, de verdad, Meri… que yo pasé exactamente por lo mismo, y también con la lactancia. Pero afortunadamente lo estás haciendo de lujo, y el que tu niña no quiera bibe… pues en estos momentos es una ventaja para tu lactancia. Pronto pasará, ya lo verás, y será cada vez más fácil. Y de verdad, que lo haces muuuuy bien.
    Yo también tenía el bibe Calma de Medela (durante unas semanas le dí suplemento, pero luego lo fue rechazando y retomando el pecho, gracias a la ayuda de la IBCLC). Es muy bueno, luego lo usé cuando iba a la guarde para que allí le dieran bibes de leche materna mientras yo no estaba, y lo bueno que tiene es que en ellos puedes REUTILIZAR el bibe ya preparado, que cuando es de leche materna se agradece un montón, porque da dolor de corazón tirar lo que te ha costado tantísimo trabajo extraerte. Eso es porque tiene un sistema que no permite entrar a las bacterias.

    Me gusta

  9. Lo bueno de las crisis, vengan de donde vengan, es que al final, se pasan. Así que, aunque ahora mismo se haga cuesta arriba, ya verás como en unos días todo vuelve a la calma, la producción se regula y…. y vendrá la crisis del sueño! xDDD. Bromas aparte, se que estás cansada y que eso pasa mucha factura pero también se ve que estás rebosante de amor y eso es lo más importante.

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s