Hubo tantos momentos…

Hubo tantos momentos… en que pensé que nunca podría escribir este tipo de post…

Por mas que parezca que muchas veces estamos luchando contra un imposible.

Cuando parece que ya no vas a poder mas, y te enfadas con el mundo, con la vida y contigo misma.

Cuando crees que vas a enfrentarte a una batalla mas, cada vez con menos fuerzas, menos alegría pero siempre con unos rayitos de esperanza…

Esa maldita esperanza que una vez mas hace ilusionarte…

Y resulta que un día cuando ya poco esperas de la vida …es la definitiva… de repente ese sueño llega, esa batalla es por fin ganada… se hace realidad, vives en un sueño, llega tu embarazo.

El embarazo infértil se vive de manera muy diferente, al principio no te sientes identificada con otras embarazadas, te entran hasta ataques de pánico cuando te tocan la barriga , te preguntan de cuantos meses estás o entras en la sala de espera de tu ginecólogo y ves a futuras mamis con esa inmensa barriga, revistas de bebés, información para embarazadas, fotos de recién nacido… no te crees que ahora vayas a formar parte de ese otro lado y al principio impacta, estar en rodeada de todo aquello que habías evitado años atrás …de golpe y porrazo te lo ponen todo en tu cara y dan ganas de salir corriendo.

Mi embarazo ,aunque es infértil intento vivirlo con ilusión, con alegría y espantando los miedos…y si alguna vez me vencen, me cabreo, me pongo firme ,no dejo que me arruinen y me repito a mi misma que me merezco disfrutar de mi embarazo porque todo va a salir bien (esto tiene que grabarse a fuego en mi mente).

He disfrutado con las nauseas (aunque suene a loca de atar) , con algún vómito que me hacían sentir tan embarazada y aunque no he tenido muchos síntomas de embarazada, intento disfrutar y sacar el lado bueno de cada cosa que pueda parecer un incordio.

Ahora que estamos en el 6º mes de embarazo empiezo a no descansar bien por las noches, pero no me importa porque eso es lo que implica estar embarazada y es lo que deseaba por eso me resulta imposible “quejarme”.

Por las noches no puedo respirar porque tengo rinitis asociada al embarazo, se me tapona la nariz y no sé respirar por la boca asi que es incomodo pero pienso en la meta y se me pone cara de felicidad. Aunque no encuentre la postura y de veinte mil vueltas en la cama, no quiero que acabe esta etapa tan bonita.

Por suerte de momento durante la noche no me levanto nunca o casi nunca a hacer pis asi que solo es el momento de dormirme que me cuesta mas de la cuenta o me desvelo por la noche de pura felicidad, dicen que es normal tener insomnio… yo hasta consigo disfrutar de él.

Y no me canso de repetir que cada eco, cada semana que pasa está siendo mi terapia para cerrar esa herida de estos 5 últimos años.

Y ahora cada vez que me comunican un embarazo, va ganando mas la alegría aunque aun sigue ahí esa cosita o esa espinita de “¿y por qué me tocaría vivir a mi esto? ¿Por qué para el resto de los mortales es tan fácil embarazarse…? Pero intento que estos pensamientos se esfumen rápido.

En una semana nos vamos de vacaciones y de nuevo tenemos una nueva boda y por supuesto ahora ya no me produce tampoco dolor, tengo unas tremendas ganas de ir porque ahora no me siento vacia.

No siento que la vida esté pasando para todo el mundo menos para mi.

Ya no siento que me quedé sentada en esa estación viendo como se sube la gente al tren de la vida y yo me quedé ahí…esperando mi tren.

Ya no lloraré al ver a todas esas parejas que se casaron después que yo y tienen ya sus propias familias…

No estaré pendiente de que en mi misma mesa no haya ninguna emabrazada o ningun recien nacido.

Ya no tendrá que consolarme ninguna prima, ni hablaré con voz entre cortada cuando quien tenga delante esté embarazada.

No beberé vino, ni comeré jamón, ni bailaré ni saltaré como si no hubiera un mañana…

No haré nada de eso pero a cambio estaré del brazo de mi marido con mi pequeña dentro de mi, sintiendo sus patadas, sintiendo su vida…mi vida, sintiéndome viva.

Tengo ganas de ver la cara de felicidad de toda mi familia cuando me vean aparecer con la barriga y que tanto ansiaban mi emabrazo como yo  … que me abrecen y abrazarles y sentirme ya por fin y después de mucho tiempo plena, en PAZ.

Nos vamos 15 días , disfrutaré de nuevo de estas ultimas vacaciones tan especiales,y por fin serán las últimas de mi marido y yo solos , y no será como años atrás que nos imaginábamos, deseábamos que el próximo año nuestro bebé estaría en camino…no...esta vez es real, disfrutaremos de nuestras últimas cenas de verano los dos, (aunque por un tiempo! que en unos años podremos también tener cenitas románticas o momentos solo para los dos, aun así aprovecharemos cuando el bebé duerma para dedicarnos el uno al otro) y pasaremos de la mano por la orilla  del mar…si…podré lucir mi barriga con orgullo mientras paseo con mi marido, porque no es una simple barriga, es nuestro triunfo, nuestra recompensa…nuestra Laura… por supuesto que también disfrutaremos  , de la comida, de la familia…

Nos vemos a la vuelta 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s